PACIENTE Y LA FAMILIA

El diagnóstico de cáncer sin duda, afectará su vida y la de su familia. Aunque después se cure o lo controle por años el impacto de la noticia será fuerte, y tendrá matices y tiempos diferentes para cada uno, porque usted como paciente deberá tomar decisiones que su entorno deberá aceptar, aunque a veces no estén de acuerdo.  Además alguien de su grupo deberá cuidarlo temporariamente si su cáncer lo limita para trabajar o hacerse cargo de su vida cotidiana, y también, pasa muchas veces, deberán tener que asistirlo económicamente.

Sus hijos preguntarán sobre su enfermedad y, dependiendo de la edad que tengan, lo enfrentarán con más o menos dificultad. Sus padres se asustarán y querrán ayudarlo, y usted tal vez querrá ocultarle información, lo que tensará las relaciones interpersonales. Su pareja podrá  hacerse cargo de esta situación de un modo que pueda ayudarlo, y otras veces no será tan así, generándose conflictos inesperados que se suman al cáncer.

Toda su familia, la de sangre y la de amigos también, querrá colaborar. O alejarse porque no saben qué o cómo ayudar, o porque no se “bancan” verlo enfermo. Su jefe podrá ser solidario con su situación o aprovecharse de ella. Se podrá desilusionar de algunos familiares o amigos que cría incondicionales, y descubrirá a otras personas con actitudes y apoyo que ni esperaba.

Todo esto genera cambios profundos en la vida, agrava problemas si los había antes, y habrá que entender que el miedo, el enojo y la ansiedad serán emociones que todos sentirán con diferente intensidad, y que cada uno se adaptará (o no) a los cambios. Porque esto será por un tiempo, distinto para cada grupo familiar.

Esto ocurrirá, pero se superará. El tiempo, el apoyo de los que lo apoyan de verdad y la terapéutica efectiva con buenos resultados actuales serán los elementos que acomodarán esta situación, y de la que saldrá fortalecido al final del tratamiento.

La esperanza de superar el cáncer será su motor y el de sus seres queridos, que lo acompañarán en su camino para que no se sienta solo.